¿Por fin has decidido adquirir un inmueble? Es una excelente inversión, sin embargo, para poder hacerla de manera sencilla te recomendamos tomar en cuenta los siguientes aspectos. En nuestro país puedes recurrir a diferentes entidades financieras que te otorguen la fluidez necesaria para comprar una propiedad, tal es el caso de bancos, Infonavit, Fovisste o SOFOM.

A través de un crédito puedes recibir financiamiento para hacerte de un terreno, remodelar o ampliar una vivienda y, por supuesto, comprarla. Si te encuentras en este último caso, antes de solicitarlo, analiza tu capacidad de pago. Lo ideal es que ya cuentes con un ahorro previo que te permita dar un enganche.

Considera que las instituciones gubernamentales dan plazos de hasta 30 años, pero los bancos contemplan de 5 a 20. Tampoco pierdas de vista tu tasa de interés
y si esta es fija, variable, mixta o ajustable. Desglosa el costo total del crédito en una tabla de amortización donde consideres intereses y gastos anexos.

¿Estás decidido a comprar una propiedad y aún no sabes cuál? Para eso, te recomendamos ponerte en contacto con CP. Raúl Dávila Gómez, agencia inmobiliaria con amplia experiencia en el ramo.